www.cerecinos.com

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Tradición Carnaval-Antruejo

E-mail Imprimir PDF

EL CARNAVAL O ANTRUEJO EN CERECINOS DEL CARRIZAL. CORRER EL CARNAVAL. CORRER LA VACA.

Correr_La_vaca_11La fiesta de carnaval o antruejo, se celebraba según las tradiciones ancestrales, aún en tiempos en que estuvieron prohibidos.

Todo lo relacionado con el carnaval se preparaba días antes siguiendo costumbres atávicas, transmitidas oralmente de generación en generación. Solían comenzar la semana anterior al martes de carnaval, aunque los días más señalaos eran el domingo y el martes.

El domingo, llamado “domingo gordo” porque era costumbre probar o encetar para merendar chorizo cular denominado “chorizo gordo”, procedente de las matanzas del cerdo realizadas meses antes, y que en estas fechas estaban ya curados y en su punto para ser consumidos.

El disfrazarse se llamaba “vestirse de carnaval” y el desfilar por el pueblo era “correr el carnaval”, por tanto, se decía “vamos a correr el carnaval”.

Lo más llamativo o peculiar de las costumbres del pueblo en carnaval, era “correr la vaca”. Se comenzaba con la preparación de la vaca, colocando una cabeza o testuz de un toro o vaca con cuernos, uniéndola a una escalera, que era llevada generalmente por dos personas, una en la parte anterior y otra en la posterior, que iban vestidos con ropas viejas. Recorrían todo el pueblo y su finalidad era envestir a todos los que se cruzaban en su camino. A veces, en momentos puntuales, la vaca la llevaba una sola persona en la parte delantera, para arrastrar la escalera por el suelo y hacer ruido, y así asustar mucho más, sobre todo a los niños.

La vaca iba acompañada por los “picadores” también llamados “los peleles”, que eran unas personas disfrazadas o vestidas con trajes hechos con sacos, y rellenos con pajas, juncos y hierbas secas, sujetos a la cintura rudimentariamente con cuerdas. Si buscamos un paralelismo con algo actual, sería algo semejante a un “muñeco michelín”, es decir, unos personajes muy gordos y fofos, que llevaban un palo o vara larga con una pica para simular ser picadores, hacer ruido y servirle como apoyo por que perdían el equilibrio, se caían y estaban casi siempre por el suelo, esto a los niños les hacía mucha gracia. Se pintaban la cara de negro utilizando corcho quemado o carbón, dando así mucho miedo tiznando también a los niños. El atuendo se completaba cubriendo la cabeza con gorras o sombreros de paja.

Las personas, en general sobre todo jóvenes y niños, también se disfrazaban. Las mujeres solían ponerse trajes típicos de la comarca, faldas largas llamadas “rodaos”, que eran de gran colorido, verdes, amarillos, rojos, etc., con bonitos bordados, acompañados con mantones de manila o pañuelos de tres picos, etc. El atuendo de los hombres no estaba definido.

Las murgas

Con bastante antelación se preparaban “las murgas”, que cada año solían ser diferentes, y se cantaban durante el recorrido de la vaca por todo el pueblo.

La persona que se inventaba la letra también le ponía la música, y en el argot popular se conocía como “dar el ton”, o sea, dar el tono adecuado. Unas muestras de ello es esta murga escrita por el Sr. Aníbal Prada de los años ´60:

¡Ay levitón! ¡Ay levitón!

Que le gusta mucho el vino.

¡Ay levitón! ¡Ay levitón!

Que le gusta mucho el ron.

Levitón, levitón levitera

Ha hecho una casa nueva

Levitón, levitón levitera

El que está en el balcón.

¡Ay levitón! ¡Ay levitón!

Que le gusta mucho el vino.

¡Ay levitón! ¡Ay levitón!

Que le gusta mucho el ron.

(se repetía indefinidamente)


Autor: Mª del Pilar Juárez de la Dehesa

Colaboran: Antolín Ratón y Esteban Sánchez Asensio

estas aqui: Localidad Tradiciónes Tradición Carnaval-Antruejo